3 oct. 2009

Oh qué abandono, oh mai gad.

He andado harto ocupada y no he tenido mucho acceso a la chompu pero ni crean que me olvido de que les debo fotos Oktoberfesteras y muchas hartas cosas más.

Por cierto que entre mis múltiples ocupaciones estuvo el ya conocido miércoles de Ladies' Room y carrereado y todo pero ai' estuvo mi pots, pa que le corran a ver la reacción del pobrecito Oscarito ante el desastre en que América Latina se ha convertido.

Ahora si, a lo que íbanos.

El Oktoberfest es una cosa loca... loca, loca, les digo. Fui en dos ocasiones, una con mi familia adoptiva y mi viejo y pues bien bonito subiéndome a la rueda de la fortuna, a las sillas voladoras, comiendo brezes gigantes y comprando chacharitas, bien sano el asunto, tomé muy poco. Peeero hace un par de días fui con amigos y nos metimos a una de las "Zelten" (las como casitas o tents pa la mera pisteadera) Es como una cacería. Creo que nunca en mi vida me habían tirado tanto el perro en una sola noche, me sentí el último pedazo de tocino en el sartén. Me divertí muchísimo, bailoteando, pisteando, brincando, todo bien chido y buena vibra y borrachera hasta que un cabrón feo, viejo y pelón me agarró una nalga y yo pues me saqué de pedo y lo sangolotié de la camisa; uno de mis amigos franceses que andaba ahí me preguntó qué había pasado y casi se arman los putazos, ya se la andaba haciendo de pedo y armando bronca... osea, no sé porque nadie se puso a pensar que ahí el que había salido perdiendo era el viejo cabrón feo y viejo porque yo ni nalgona estoy jajaja pobre hombre no agarró nada. juajuajua

Ora si, fotos.


Herz'l


Piernas etsquisitas.


Posando con los dulces.


La rueda feliz


Mi chamaquito Luc y el breze gigante.


Milfs posando para mi cámara (encuentre al intruso)


Chiches.


Zelt


Tan borrachita que me besuquié con un león. Infamia.


Importantes señalamientos.

Quesque debía uno cuidar a sus vacas y bueyes del pan carnívoro gigante que rondaba por ahí. Yo por eso las mías mejor las dejé en mi casa.

A todos los niños: los que se pierden o se portan mal, una señora del costal les baja los pantalones, les moja las nalgas y los avienta al precipicio. Yo por eso mejor ni hijos tengo.



:)

Ándale borrachito ya te llegó la politsai.

El arrimón de camarón bávaro. Tomada por mi viejín.

La pura pose antes de subir a las sillas voladoras. Tomada por mi viejito. Me gustaron harto los colores.


Úchales ya me extendí un chingo y todavía faltan hartas fotos, ¡creo que habrá una segunda parte!

Besos cerveceados :)

9 comentarios:

jinete_enmascarado dijo...

se ve bien , casi casi igual de gonito que la feria de rancho que hacen en mi pueblo, lo mejor fueron las chiches y las milfs

Anónimo dijo...

que gusto tenerte de vuelta.

Saludos desde Mazatlán, Sinaloa.

ra+ dijo...

Noooo, eso es fraude.. hay más arrimón de camarón cuando una numenaria come una tostada de aguachile. Cha-le-!!

Pero bueno, la foto previa a las sillas voladoras es la mera neta del planeta... así que perdono mis 135 segundos de lectura, y hasta le agradezco por los comentarios intermedios =)


Esperaré la segunda parte, donde ojalá el personaje invitado sea un pulpo con sus tenta... sí, yo espero =)

Salú!!!

ctrlC+ctrlV dijo...

pon fotos de cuerpo completo, cerda!

Ninja Peruano dijo...

Te envidio tanto que mi envidia me está corroyendo...

Oktoberfest, carajo... es el segundo evento al que más quiero ir en esta vida.
Obviamente el primero es Glastonbury.

Qué chido que hayas ido niña, en serio.

Jorge Rodriguez dijo...

Deberías subirlas al flickr.

Que bueno yenerte de vuelta!!!

efterklang dijo...

Pues buenas las fotos aunque más estaría excelente!

La pinche Sandrink dijo...

te pareces un chingo a Plaqueta

allizzia dijo...

Hasta me distes envidia, purita.

Y me acordé de que debería estar estudiando eso de las clases de almén, daaamn!