26 ago. 2009

Mi fracaso se ve desde gúgl earth.

Hace como año y medio, lorena y yo gustábamos de salir en su carro única y exclusivamente a pendejear (siempre se nos ha dado de una manera muy natural) y así recorríamos las calles de la ciudad de Guadalajara escuchando musiquita y subiéndoles el autoestima a los señores panzones que a nuestro paso encontrábamos. En una ocasión hicieron presa de mi unas ganas terribles de mear y como andábamos cerca de casa de mi papá le dije "Ora comadre, hay que pasar con mi progenitor porque se me revienta el bolis" y bien, llegamos, nos estacionamos, y timbré pero no había nadie.

He de comentar aquí que mi papá vive a un par de cuadras de la Expo Guadalajara y en ésos días estaba la FIL, así que las calles aledañas se llenan de gente que no quiere pagar estacionamiento.

Era tanta mi desesperación de miar que dije yo "Pueeees en el pastito, no le aunque" y le pregunté a Lorena si traía papel y en cambio me ofreció unas toallitas extrañas y viejas que eran para limpiar vidrios -o algo así- pero pues era eso o rezarle con fervor a diosito y a san juditas tadeo por que me creciera un pene pa miar parada, tons pos... ¿no edá? Ei.

Me subí la falda, me bajé los calzones y me puse en la universal posición de aguilita, empecé a soltar el chorrín y que sale un apuesto caballero de la casa de al lado... y no, no había absolutamente nada que realmente me cubriera. Me escamé porque esa colonia es media finolis y son re mamones los vecinos, ¿qué tal que le hablaba a la polecía? Tons le corté a mi cotorreo pero en vez de nomás soltarme la falda pa que se tapara todo, todavía de babosa agarro los calzones y me los subo dejando en evidencia mi fechoría. No sólo eso, en la subida de interiores se atoró una esquinita de mi falda y quedé con medio culo a la vista del mundo entero y no fue sino hasta minutos después que me di cuenta. Lorena no podía de la risa -y luego es bien discreta pa carcajearse-. El apuesto hombre nomás hizo cara de indignación y se metió a su casa. Yo no podía más, ya había dejado salir un poco, era imposible que pudiera seguir aguantando un segundo más. Me agaché junto al carro de la lore y ora si dejé mi agüita amarilla fluir. Qué paz. Qué paz hasta que sale mi papá de su casa diciendo "Bueno pero ¿qué se traen?" (!!)

"¡Papá! ¡¿Por qué no me abriste?!"
"Ah, esque no sirve el interfon, me hubieras gritado... salí porque hasta la cocina se escuchan sus gritos y risotadas."

Nivel de fracaso: 10.9

En otra de nuestras paseadas sin rumbo, descubrí que una efectiva -y extrañamente cómoda- manera de quitarse el frío de las manos era metiéndolas en el brassiere y agarrándose las teclas (son muy cálidas) y mientras le comentaba a Lorena mi exitoso descubrimiento durante el alto, voltée a mi derecha para encontrarme con un tipo en una camioneta que se estaba sacando un mocote AJAJA QUE COCHINO SEÑO... oh, espera.
Él se me quedó viendo con la misma cara y comprendimos nuestra situación al tiempo que nos dirigimos un gesto de aceptación mutua y nos volteamos.

Nivel de fracaso: 8.8

16 comentarios:

Anónimo dijo...

no se porque pero se me paro el pito

jinete_enmascarado dijo...

la contraparte de agarrarse las teclas en nosotros los hombres es la de agarrarse los gumaritos ah como calientan las manos en tiempo de frio

Reign dijo...

Ayuda, tenemos un anónimo con el pito parado!

Alex Marin dijo...

Osease que eres de Alemania pero andas por Guadalajara? hehe, Estas muy acostumbrada a la jerga mexicana eh!

Saludos!
Alex NRDK

www.myspace.com/nrdkmusic

Alex Marin dijo...

Osease que eres de Alemania pero andas por Guadalajara? hehe, Estas muy acostumbrada a la jerga mexicana eh!

Saludos!
Alex NRDK

www.myspace.com/nrdkmusic

- M. B. - dijo...

y es igualmente proporcional el calor que producen las teclas a su tamaño?

Reign dijo...

Alex: Nel! Es al revés: soy de Guadalajara pero estoy viviendo en Alemania!

M.B. No tengo idea, nunca he tenido la necesidad de calentar mis manos en otras tetas que no sean las mías.

Jorge Rodriguez dijo...

Jojojojojo.....

Esta de poca madre el post...

Saludos un placer leerte

Kelly Morgendorffer dijo...

Amada Zenobia... ahhh como me hiciste reir pinchi cabrona, jajaja.

¡Me hiciste el día!

Y con eso del baño... no le sufras, pronto tendremos nuestro Leidis Rum =P

Kelly Morgendorffer dijo...

Ahhhh y otra cosita...

En tus tetas podrían calentarse hasta cuatro pares de manos... hay que ser caritativas, jaja

Polly Pocket dijo...

estoy a punto de morirme de un paro cardiaco de tantas carcajadas que llevo leyendo tu relato de la miada en la calle xD jajajajajajjajajajja
pero suele suceder... algo parecido me paso alguna vez pero era un reflector gigante que sepa Dios de donde salió y me ilumino todo el traserin mientras yo yacia muy espichada en la oscuridad ... ni modo... la miadera es la miadera y ni quien al aguante xD


saludos Andreina

agosto dijo...

Llamenme ingenuo, pero leí el titulo, luego la historia de la meada y poco a poco creció en mi la esperanza de que el charco hubiera estropeado el jardín o dejado alguna otra especie de marca indeleble que podía ser apreciada en los mapas de Google.

Reign dijo...

Estoy morada de la risa. Pinche aguante.

Goldenmage dijo...

jajaja que chistoso
como sugerencia
a un amigo lo han multado como 3 veces por andar de mion en la calle :)
i lo del moco no estan askeroso como ver a un señor aplastandose los granos en el espejo del carro mientras espera la luz roja

Alegría Buendía dijo...

Eres de gdl?? jaja yo tambooor! Adoro el olor a tierra mojada y las tortas ahogadaas ssssssss ya se me hizo agua la boca!.

¿Sabes lo que me choca de hacer pipí en la universal aguilita? Que te cansas yte tiemblan las piernas.

Oye una duda, el apuesto caballero supongo era vecino de tu papá... ¿Lo has vuelto a ver y pensado: "ese ya conoce las joyas de la familia"?

Anónimo dijo...

A mí también se me paró el pene!! jojojo