17 dic. 2009

Ya no sé si regresé o me fui...

Pero aquí estoy.
En guanatos town de nuevo en mi casa con mi mamá, abuelosauria y un par de seres amorosos que dice la gente que son mis hermanos, pero yo digo que son como mis costillas, algo así como Eva y Adán pero sin la culebra malvibrosa y el paraíso y las caminatas en pelotas y eso.

Todo es raro.

Siento un inexplicable desfase entre mí y mi entorno. No me siento parte de él como antes. Lo veo todo tan igual y me veo a mi tan diferente que ya no sé bien como encajo o si siquiera lo hago.

Debería contarles hartas cosas. De mi aventura con una caja enorme y pesada y el africanito del Deutsche post, de como en Frankfurt me pude haber quedado todo un día con viáticos pagados y por puritita mala suerte ya no se hizo, del viejo zorimbo que venía a un lado de mi en el avión, de como perdí una conexión y les chillé a los de mexicana... pero nada puedo explicarlo sin que a mi mente llegue el recuerdo y el sentimiento de dejar al hombre que amo detrás de un pasillo de aeropuerto.

Nada de lo que me pasa ahora es tan fuerte como ese maldito puto sentimiento que se me trepa como fuego por todo el pecho y lo ebulle todo. Tener que seguir caminando sin mirar atrás, siendo un caos de mocos y lágrimas que no puede hacer otra cosa que dolerse y procurar no hacer demasiado ruido en el proceso, sentada en una sala de espera rodeada de un montón de gente seria que me miraba con horror. Como si ellos nunca hubieran llorado, como si nunca hubieran sentido que les arrancan el corazón a pedazos, como si yo representara el desastre al que todos tememos.

No sé qué pasará, pero hoy no estoy bien y como pocas veces en mi vida, tampoco quiero fingir que lo estoy.

9 comentarios:

Ninja Peruano dijo...

Qué mal pedo que te sientas así mujer; yo sé lo que se siente, y no está nada chido.

Sea como sea, supongo que lo único que queda es darte la bienvenida de vuelta, ¿no?

Alegría Buendía dijo...

Si lo sientes es por que lo viviste. Es mejor ( creo yo) llorar por algo q viviste y perdiste. A vivir tranquilo sin haberlo ni siquiera conocido.

Un abrazo niña, q en estos casos es lo único que se puede ofrecer

Rox dijo...

La cruda del regreso es peor que la de ida. Si lo sabre yo.

Pero el tiempo cura todo. Llorele con ganas y mande a todos a la chingada.

Un abrazo!

Tostada dijo...

Bienvenida al rancho. Hoy tenemos tortas ahogadas. No se agüite, no hay sentimiento depresivo que con unos vinos no se olvide.

Mr Moviez dijo...

i think: you don't belong to this country, greetings.

Mr Moviez dijo...

Spam!

Toncho dijo...

Mal plan Andreinski, pero como dice Rox, llorele con ganas.

Y guelcom jom...

Miréia Anieva dijo...

Lloré al leer esto.
Hace cinco meses tuve que dejar partir al hombre que amo. Así; con aviones, llanto y despedidas.
Los primeros dos meses no hubo un sólo día que no chillara. Ahora sigue siendo horrible, pero aprendí a amarlo en la distancia.
Te entiendo totalmente y te acompaño.

Gabriel dijo...

Hola te leo desde hace poco relativamente y al leer este correo llore al sentirme reflejado en una historia pasada muy profunda.

Te recomiendo llorarle de jalon, mucho seguido, hasta q se te acaben las ganas. te sentiras un poquito mejor.

animo y ojala un dia te sientas mejor