31 ene. 2010

Al hombrecillo de mi vida.

Jamás me importará que apestes a sudor viejo de ocho días sin bañarte -maldito cochino- yo seguiré pegando mi nariz a tu cuello y besándote todita la cara.
Siempre reiré como loca cada vez que te caigas, pero seré la primera en ayudarte y curar tus raspones al tiempo que te hago burla por lo chillón y exagerado que siempre has sido y siempre serás.
Nunca me volveré inmune a tus barberas manipulaciones de domingo por la mañana, en realidad disfruto mucho hacerte de desayunar los chilaquiles que te encantan y sentarme contigo a la mesa a escucharte decir las mejores babosadas que me hacen reír.
Siempre amaré ese humor tan inteligente, ácido y sarcástico que tienes, desde muy chiquito nos sacabas a todos de pedo con los comentarios que hacías, yo siempre me meaba de risa, mi mamá pelaba los ojos y ladeaba la cabeza como pensando "si así es a los 6, como será a los 20..." la verdad: yo pienso lo mismo todo el tiempo y no puedo esperar a oírte decir tus primeros albures y sentirme una proud big sistah.
Nunca te faltará un hombro donde llorar cuando alguna pinche mocosa te rompa el corazón y nunca habrá chamaca lo suficientemente buena para ti.
Siempre atesoraré cada una de las pecas que habitan en tu rostro.
Siempre estarán mis oídos para escucharte y mis brazos para estrujarte y abrazarte fuerte hasta que me grites que te deje en paz.
Nunca habrá nada ni nadie que me detenga para llegar a ti, nunca habrá sueño ni cansancio que me impidan velar tu sueño cuando te sientas mal, nunca me faltarán fuerzas para amarte, nunca dejaré de protegerte, nunca nadie te adorará como te adoro yo.

Te amo, Ro.

25 ene. 2010

Agarrando vuelo.

Pues ya, después del año alemán es momento de terminar la prepa.

Hoy fui a la oficina matriz de la SEP a una plática de introducción para terminar la preparatoria abierta y estuvo bien chistosito.

Llegué un par de minutos tarde (noncontraba la oficina ; _ ;) y entré con la cola entre las patas mientras sentía las miradas de gente tan variada como extraña.
La asesora encargada de la plática: morena güera a huevo que hablaba con una flojera que juro la tornaba igualita a Igor el burrito de Winnie Pooh.
Entre los compañeritos se encontraban un par de señoras copetudas, morritas chistositas mil y un vato bien mamado con camiseta de golpeamujeres que después me platicó -sin que yo le preguntara- que era estríper. ¿Quéeee tal? Eramos pura gente bien fashion.

Total que no está tan sencillo como creí que estaría, si es un rollito pero me emociona volver a estudiar, me hace mucha falta y es algo que si me gusta. Ya me estoy saboreando el olor a libros nuevos. Mmmmmh n_n

· · ·

Tijuana por cachitos.

TENGO que contarles de mi tía la loca cristiana.
Le amo un chingo porque antes de convertirse en una cristiana fanática era la pura piña con chile y ahora pues sigue siendo mi tía y sigue queriéndome un chingo y todo pero pos... ya no es lo mismo. Platicar con ella se ha vuelto una carrera de obstáculos en la que mientras el camino está lisito todo va chido pero de repente salen los baches y yo debo esquivarlos con habilidad y es una chinga.

Resuuuulta que estaba yo en su casa haciendo galletas y cosas bien nice cuando de repente mi primito más chiquito (una hermosura de chamaco) empezó a hacer un berrinche loco por sabequé cosa y después de muchos intentos por parte de mi tía para que se calmara que se para la seño y de un cajón sacó una tablita bellamente lijada y barnizada, agarró al chamaquito y bolas le surtió dos nalgadillas con la infame vara. Se me hizo bien raro que no le diera con la mano a la antigua usanza de las madres mexicanas y luego vi la tablita y no mamar... era una tablita para corregir a tu chilpayate ¡¡según las escrituras!!

Por un lado decía “CORRIGE A TU HIJO, Y TE DARÁ DESCANSO” proverbios 29:17
y por el otro "MAS EL QUE LO AMA, LO CORRIGE" proverbios 26:13

(Imagen de la infame varita tomada de internet, no tuve oportunidad de tomarle foto a la de mi tía)

Yo no sabía si tirarme a llorar o cagarme de la risa.
Cuando mi tía se fue a sus cosas bíblicas de todos los días mi primo mayor y yo nos correteamos miados de risa por toda la casa en un duelo fatal con la tablita, jujuju.

Pero en serio... ¿Qué pedo con la gente?

No cabe duda que la religión es el cocowash más cabrón que existe, y cómo no va a serlo después de tantos años de perfeccionar la técnica.

Dios y la birjensita me libren u_u




21 ene. 2010

Zenobia.

¡Ya!

Terminó mi tour por el momento. Anoche regresé a mi Guadalajarrita y regresé con haaaartas cosas que contarles. Definitivamente Tijuana es buena para mí.

Peeero. No será hoy. No. Porque platicando con Kelly me acordé de como fue que me convertí en Zenobia y para los que luego no entienden nuestras curas en Twitter decidí que sería bueno contar la historia, y para los que les vale madres y ni cuenta se han dado de las curas y ni saben quien es Kelly ni me leen en Twitter: también. =D

Starbucks... oooh Starbucks y sus caféseses que la mitad del tiempo no tienen nada de café. Con todo y que reconozco sus deficiencias, yo CONFIESO ante ustedes sensuales y afamados lectores, que disfruto muchas de sus bebidas. Unas saben a jot keiks, unos smoothies que hacían (no sé si aún hagan, tengo mil años sin ir) de maracuyá me alegran la panza y simplemente el lugar en sí nunca me ha resultado desagradable. Con mi amigo D solía ir de vez en cuando y después con Lagartija y Kelly también. En algún momento me dio por cambiarme el nombre cada vez que iba a alguno, me daba risita que me preguntara el cajero mi nombre y yo en el momento sacarme alguno acá domingerón de la manga, siempre desconcertaba a mis acompañantes.
En una ocasión con D y Kelly en Starbucks centro Magno, después de pedir mi rico smoothie llegó la pregunta: ¿Cómo te llamas?

-Zenobia. Con Z.

Diego y Kelly hicieron ambos cara de que se les iba a salir la diarrea risoria. Yo: muy seria.

-¿Cómo?
-Zenobia. Con Z. Bueno, "Zeno" pa' los cuates.

El cajerito se veía que también moría por reírse pero no quería faltarme al respeto... no a mí, no a Zeno.
Ya que se volteó a hacer mi bebida noté que hizo más esfuerzos por no carcajearse, cuando estuvo lista, la morrita que me entregó mi bebida gritó a los cuatro vientos "ZENOBIAAA" con la risa ahogada. Yo: muy seria... pero por dentro divertidísima.

Desde entonces Kelly se enamoró de mí. Bueno... de Zenobia. Ahora nuestros alter egos mantienen un tórrido romance.

La próxima vez me llamaré Hacinta con H.

8 ene. 2010

Opdeit.

Taaaantas cosas por contar y el puro abandono por acá, pero existen varias razones:

1. Ando emo. Ya lo saben, ya lo he escrito y pues está medio culero estar todo un mes posteando azotes de lo mismo, qué hueva ¿no?
2. Ando de pata de perro. Mi super tour que empezó en cd. Obregón estuvo chido pero jamás encontré manera de escribir propiamente en ése teclado del demonio (sin acentos brrr) y así yo no puedo vivir. Incluso me restringía mucho pa tuitear, así de grave era.
3. Acumulación. Hay demasiadas cosas en mi cabeza que no sé bien cómo ordenar.

Estas fechas decembrinas generalmente pasaban por mi cuerpo sin pena ni gloria... hasta éste año. En menos de un mes he subido como 5 putos kilotes, soy un cachalote, pero esque a los tacos de Sonora, a las coyotas y demás es un crimen decirles que no. Ya empecé a bajarle a la tragadera, esperemos prontos resultados.

Y ahorita me encuentro felizmente frente a un teclado con acentos en Tijuana, disfrutando de buenas pláticas y buena música.
Antier fui al centro a una cantina así rascuachísima como me gustan, Zacazonapan creo que se llama. Harto bonito.
Después a dos barecitos kitschones, en uno tenían música delicioooosa y mezcales de sabores.
Hoy habrá concierto chidito en el Lugar del Nopal (lectores tijuanenses, manifiéstense y vamos).

No sé qué más escribir, estoy toda bloqueada y apendejada, creo que las tortillas de harina se me adhirieron al cerebro formando una capa de masa pegajosa que no me deja pensar de manera normal... bueno, normal es un decir, supongo que se dieron cuenta.

Nos vemos pronto (espero) cuando tenga yo algo más interesante que contarles, le tengo fé a ésta loca ciudad.

Besos babeados,
Andreinski

Ent